MiraCuenca.net

Tu guía para conocer Cuenca

Ciudad encantada

Ciudad Encantada

El río Júcar, a su paso entre Uña y Villalba de la Sierra, forma un gigantesco e impresionante cañón. Es aquí, a casi 1.500 m. de altitud, donde la naturaleza se ha permitido uno de esos caprichos que llenan siempre de pasmo al viajero: La Ciudad Encantada, declarada sitio Natural de Interés Nacional.

Origen de la Ciudad Encantada

El fenómeno geológico de la Karstificación en la piedra caliza, ha conseguido modelar figuras humanas, objetos, animales, con una precisión difícil de entender, hasta conseguir una ciudad delirante, una ciudad que parece dormida de algún hechizo misterioso.

Es la diferente dureza y composición de las rocas, lo que ha hecho posible la formación de esculturas de la Ciudad Encantada. Efectivamente, éstas en su parte superior, de un color grisáceo, son dolomías (calizas magnesíferas pobres en cal) y en la parte inferior, de tono rojizo, calizas margosas, con menor magnesio y menor resistencia a la erosión.

Formaciones de la Ciudad Encantada

Caminando por la Ciudad Encantada se crea la ilusión de hacerlo por una ciudad ciclópea y laberíntica, con sus  calles y plazas, altos edificios, puentes romanos, puertas góticas, monolitos, bosquecillos e incluso grandes barcos erguidos sobre sus quillas.

A la entrada, y enterrado hasta los hombros, asoma una enorme cabeza de gigante, como permanente centinela.

El itinerario está señalizado y tituladas las formaciones, aunque en realidad el visitante encontrará de inmediato el parecido: los Barcos, el Perro, el Mar de Piedra, el Elefante,… un sinfín de sorpresas que la naturaleza nos regala, que hacen las delicias de los mayores y alimentan los sueños de los pequeños.

El Tormo Alto

Monolito de 20 metros en forma de seta

Los Barcos

Tres enormes piedras, que recuerdan a una flota invencible

El perro

Semejante a un Fox Terrier

Cara del hombre

Busto de nariz aguileña y boina

Puenta romano
La foca
Los osos
El tobogán
El mar de piedra

Plana y extensa superficie rocosa por encima de las rocas donde la meteorización química crea una superficie irregular que simula la superficie del agua.

Lucha del elefante y cocodrilo
El hipopótamo
El convento
Los hongos
El teatro
La tortuga
Los amantes de Teruel

Entorno de la Ciudad Encantada

El entorno de la Ciudad Encantada también nos resulta mágico. La vegetación, espléndida, formada por quejigos, sabinas, enebros, boj, zarzamoras,… Los rebaños de ovejas pastan por los alrededores rompiendo el silencio con el sonido de sus esquilas, y en el aire siempre flota un perfume de romero, tomillo y mejorana….

Como llegar a la Ciudad encantada

A 36 km de Cuenca.

Coger carretera de Tragacete, pasando el mirador del “Ventano del Diablo”. A 5 km, está el desvío a Valdecabras.

Al salir, una pista de tierra de 2 km, te llevará al Balcón de Uña.

 

próximo Publicación

Atrás Publicación

Dejar una contestacion

© 2018 MiraCuenca.net

Tema de Anders Norén